Analizando los 10 grandes temas del cambio educativo del NMC Horizon Report 2017 - Higher Education

(por Carlos Biscay, CEO de e-ABC Learning) En estos días se publicó una nueva edición del informe NMC Horizon Report: 2017 Higher Education, desarrollado conjuntamente por el New Media Consortium (NMC) y EDUCAUSE Learning Initiative (ELI), con el aporte de 78 expertos internacionales. Esta investigación nos permite analizar el futuro mediato de la educación superior y el impacto que tendrán sobre ella las tecnologías emergentes más significativas.

 

El reporte perfila 6 tendencias clave, 6 desafíos significativos y 6 desarrollos en tecnología educativa, que están a punto de impactar la enseñanza, el aprendizaje y la investigación creativa en el ámbito de la educación superior.

 

De hecho, el resumen ejecutivo del informe NMC Horizon Report: 2017 Higher Education, destaca 10 puntos que capturan los grandes temas del cambio educativo, incluyendo las 18 tendencias, desafíos y desarrollos mencionados.

 

 

Veamos cuáles son los 10 ejes a tener en cuenta en la práctica educativa, planteados por el estudio, realizando sobre ellos algunas reflexiones personales:

 

1. Promover enfoques de aprendizaje progresivo a través de una transformación cultural. La investigación revela que las instituciones deben estructurarse para promover el intercambio de ideas frescas, identificar modelos exitosos dentro y fuera del campus, y recompensar la innovación didáctica, con foco en el éxito estudiantil.

- Reflexión personal: ya hemos avanzado prácticamente dos décadas del siglo XXI y hay instituciones que permanecen atadas y estancadas en modelos tradicionales, que responden a realidades y necesidades del siglo XX que hoy ya no existen. Las instituciones educativas deben reformularse y adaptarse a un mundo dinámico, hiperconectado e hipercompetitivo, que requería profesionales preparados para desempeñarse en trabajos que aún no existen.

 

2. Se necesitan habilidades reales para reforzar la empleabilidad y el desarrollo del lugar de trabajo. Las instituciones tienen la responsabilidad de ofrecer experiencias de aprendizaje más profundas y activas, y capacitación basada en habilidades, que integren la tecnología de manera significativa.

- Reflexión personal: en este punto cobra vital importancia la importancia de incluir en los procesos educativos la utilización de simulaciones (la realidad virtual y la realidad aumentada, tienen especial relevancia en este punto), para poder reproducir escenarios o situaciones de la vida real a las que haya que responder con soluciones reales, y luego puedan verse las consecuencias que hubiesen tenido las decisiones tomadas en el mundo real. La posibilidad de adquirir habilidades está íntimamente ligada a la posibilidad de experimentar el fracaso y poder reformular los procesos de decisión a partir del error.

Por otra parte, se debe tener especial consideración por el análisis del crecimiento que está experimentando la incorporación de inteligencia artificial a los procesos laborales, y las instituciones no pueden ser ajena a la preparación que deben ofrecer a sus estudiantes para que puedan adaptarse a un entorno de trabajo que está cambiando aceleradamente.

 

3. La colaboración es clave para escalar soluciones efectivas. Comunidades de práctica, grupos de liderazgo multidisciplinarios y redes sociales abiertas pueden ayudar a difundir enfoques basados en la evidencia. Las instituciones y los educadores pueden progresar aprendiendo unos de otros.

- Reflexión personal: En los proyectos educativos, el desarrollo de equipos multidisciplinarios en los que confluyan capacidades artísticas, pedagógicas y tecnológicas en la producción de contenidos y facilitación de herramientas informáticas, es central para lograr resultados exitosos. La multiplicidad de enfoques, alimentan la experiencia conjunta, el conocimiento y la libertad para identificar las soluciones más adecuadas.

Por otra parte, el enorme desarrollo de las redes sociales y su aporte a la educación a través del social learning es un elemento diferencial en la actualidad, que apoya fuertemente al aprendizaje colaborativo, donde profesores y alumnos construyen juntos y recíprocamente conocimiento, prácticas y experiencias.


4. A pesar de la proliferación de tecnologías y materiales de aprendizaje en línea, el acceso sigue siendo desigual. En todo el mundo persisten las brechas que están obstaculizando la terminación de los estudios universitarios por razones de estatus socioeconómico, raza, etnia y género. Además, el acceso a Internet sigue siendo desigual.

- Reflexión personal: Sin duda uno de los desafíos más urgentes de estos próximos años es lograr la igualdad y la equidad digital, que permita alcanzar la tan deseada democratización del conocimiento en términos globales. Ya tenemos desarrolladas las tecnologías para llevar educación a las personas a través cualquier dispositivo. Instrumentando los medios para que efectivamente esa formación llegue a todos, podremos alcanzar un objetivo que hasta hace poco tiempo se planteaba utópico. Todo dependerá de la actualización que puedan producir las políticas educativas en el corto plazo, reconociendo el contexto actual (no solo desde el punto de vista tecnológico, sino, y principalmente, desde las nuevas formas de acceder a la información y comunicarnos) y disponiendo de los recursos necesarios para extender la disponibilidad de dispositivos móviles por parte de toda la población y el acceso libre a Internet en las zonas de menores recursos. Las compañías proveedoras de tecnología y conectividad también deberán asumir un compromiso social.

 

5. Se necesitan procesos para evaluar las habilidades a nivel personal. Las tecnologías adaptativas y el foco en la medición del aprendizaje están impulsando la toma de decisiones institucionales, mientras se personalizan las experiencias de aprendizaje de los estudiantes. Ahora los líderes de las organizaciones deben considerar cómo evaluar la adquisición de habilidades vocacionales, competencias, creatividad y el pensamiento crítico.

- Reflexión personal: Los profesionales que se siguen capacitando durante toda su vida y los estudiantes que se preparan para desarrollarse laboralmente, hoy requieren altos niveles de flexibilidad y personalización, que el modelo tradicional de enseñanza no les ofrece. En este contexto y como respuesta a una demanda creciente, la Educación Basada en Competencias (EBC) brinda mayor control sobre las experiencias de aprendizaje y una mayor probabilidad de alcanzar el éxito. Su objetivo es lograr que se dominen todos los conceptos que forman parte del proceso de formación, al ritmo ideal para cada persona. En este sentido, la flexibilidad horaria que propone el enfoque EBC, junto con la personalización del proceso que plantea, hacen posible que la adquisición de conocimientos, en circunstancias imposibles hasta hace un tiempo, ahora sea perfectamente realizable.

 

6. El dominio del ámbito digital es más que sólo entender cómo usar la tecnología. La formación debe ir más allá de adquirir habilidades tecnológicas aisladas, para generar una comprensión profunda de los entornos digitales, permitiendo la adaptación intuitiva a nuevos contextos y la co-creación de contenidos con otros.

- Reflexión personal: La tecnología que hoy resulta innovadora mañana será obsoleta. Y cuando nos referimos a mañana nos estamos refiriendo en el mejor de los casos a un mediano plazo. Por ello es importante que la formación tecnológica de las personas se centre en el entendimiento de los entornos digitales en los que estamos inmersos y aquellos que se están desarrollando en estos momentos (más allá de una o varias tecnologías específicas del momento), para poder obtener las herramientas de comprensión necesarias que nos faciliten la conexión con los nuevos contextos digitales y, dentro de ellos, relacionarnos con las tecnologías emergentes que vayan surgiendo.

 

7. El aprendizaje online y móvil, y el blended learning son conclusiones inevitables. Si las instituciones aún no tienen estrategias sólidas para integrar estos enfoques omnipresentes, entonces simplemente no sobrevivirán. Un paso importante es el seguimiento de cómo estos modelos están enriqueciendo activamente los resultados del aprendizaje.

- Reflexión personal: La discusión ya no reside en analizar si adoptar o no el e-learning a los procesos educativos de una institución, o si se debe avanzar hacia el aprendizaje móvil, y mucho menos si es conveniente combinar instancias presenciales y virtuales. Si una institución está inmersa en este tipo de discusiones, está caminando al revés y atrasando 20 años sus posibilidades de crecimiento. En otras palabras, están escribiendo su sentencia de muerte. El e-learning, el blended learning y el mobile learning son realidades educativas que ya están consolidadas y vienen desarrollando experiencias significativas y exitosas desde hace dos décadas en los dos primeros casos, y casi diez años en el caso del aprendizaje móvil. Hoy la discusión está centrada en cómo desarrollar modelos más eficaces, orientados al alumno y fuertemente conectados con el contexto digital actual y los nuevos hábitos de consumo y distribución de la información y comunicación.

Dicho esto, plantearse un modelo de implementación de proyectos de e-learning, m-learning o b-learning sobre la base de las herramientas y tecnologías disponibles, es un error que puede provocar serios problemas y perjuicios a las instituciones educativas. Antes de comenzar un proyecto de esta naturaleza es importante que las universidades, escuelas y entidades educativas que estén interesadas en desarrollar iniciativas de formación online y móvil, o que busquen relanzar o profundizar sus estrategias actuales, tengan claramente definido su modelo pedagógico, al cual deberán adaptarse y apoyar, los recursos y herramientas que se identifiquen como más apropiadas para cada caso en particular.

Hoy la clave está en adoptar un modelo recurrente de mejora continua, que involucre los siguientes elementos: acción – reflexión – retroalimentación – aplicación – y vuelta a la acción.

 

8- Los ecosistemas de aprendizaje deben ser lo suficientemente ágiles como para apoyar las prácticas del futuro. Al usar herramientas y plataformas de gestión del conocimiento, como los LMS, los educadores tienen el deseo de desentrañar todos los componentes de una experiencia de aprendizaje para remixar contenido abierto y aplicaciones educativas, de manera única y convincente.

- Reflexión personal: La clave está en entender cuál es la solución más adecuada para cada institución, a partir del análisis de numerosos factores, como su modelo pedagógico, su distribución territorial, la composición de su alumnado, entre otros factores no menos relevantes. A partir de allí, se impone una tendencia cada vez más consistente hacia la integración.

En el campo educativo, los LMS, como plataformas que dan soporte a los proyectos de e-learning, están o deberían estar integrados a los Sistemas de Gestión Académica (SGA). Estos sistemas de gestión de las instituciones educativas manejan legajos de los alumnos, planes de carrera, documentación, y muchas otras cuestiones. Son un ERP educativo. Las plataformas de e-learning por lo tanto son parte de estos sistemas de manera análoga a los sistemas de RRHH. Si se dan de alta o baja o modificaciones en alumnos y profesores, esto debe estar en el campus virtual. Si se califican trabajos y evaluaciones estas deben, estar en el SGA. Así, se pueden imaginar toda una serie de interacciones entre ambos sistemas. Esta integración permite simplificar tareas, reducir errores y tiempo, e integrar informes y estadísticas.

 

9. La educación superior es una incubadora para desarrollar computadoras más intuitivas. A medida que la inteligencia artificial y las interfaces de usuario naturales extienden su penetración, las universidades están diseñando algoritmos de aprendizaje automático y dispositivos hápticos, que respondan de manera más auténtica a la interacción humana.

- Reflexión personal: En términos de aprendizaje, el machine learning nos permite determinar claramente cuáles son las necesidades educativas de cada persona, de acuerdo a su historial formativo, las responsabilidades de su puesto de trabajo, los nuevos desafíos que tiene por delante su empresa, y a su desempeño laboral, entre otros factores evaluados. Los sistemas de gestión del aprendizaje pueden interactuar autónomamente de una forma más intuitiva y focalizada con los estudiantes, entregando información de máxima relevancia a sus profesores/tutores, y en el ámbito corporativo, a sus superiores.


10- El aprendizaje permanente es el alma o la sangre vital de la educación superior. Las instituciones deben priorizar y reconocer el aprendizaje continuo, tanto formal como informal, para sus facultades, personal y estudiantes.

- Reflexión personal: El mundo cambiante, dinámico y competitivo en el que estamos inmersos nos impulsa y prácticamente obliga a tener que estar capacitándonos permanentemente, para responder eficientemente a los nuevos desafíos que se van planteando, para mejorar nuestros desempeño y orientarlo a la obtención de mayores resultados, y para poder adaptarnos a las nuevas realidades y contextos laborales.

Afortunadamente, hoy contamos con modelos pedagógicos probados y adecuados a los retos que nos plantea el mundo actual, y la tecnología necesaria para implementarlos.

 

Acceder al informe NMC Horizon Report: 2017 Higher Education

 

 

 

e-Learning Sin Límites