Blended learning es el aprendizaje que combina el e-learning (encuentros asincrónicos) con encuentros presenciales (sincrónicos) tomando las ventajas de ambos tipos de aprendizajes. Este tipo de educación o capacitación implica utilizar nuevos elementos de tecnología y comunicación y nuevos modelos pedagógicos:

  • Entornos Virtuales de Aprendizaje o LMS
  • Recursos Multimedia
  • Herramientas de comunicación virtual ( foros, correos electrónicos)
  • Video Conferencias y Webinars
  • Documentos y manuales que pueden ser descargados
  • Flipped classroom
  • educación por competencias
  • trabajos por proyectos

 

¿Por qué utilizar un programa mixto?

 

  • El b-learning es una tendencia actual tanto en el área empresarial como en el ámbito educativo. Las instituciones educativas secundarias y universitarias están adoptando este tipo de programas que permiten enseñar más allá de las aulas y atraer a los nativos digitales.
  • Además, permite un aprendizaje personalizado otorgando ayuda a quienes la necesiten cuando les resulta más difícil entender un tema en particular, o brindando un mayor grado de profundidad a aquellos alumnos o participantes que quieran investigar más allá del nivel del curso.
  • Al estar los contenidos en el LMS, el alumno tiene mayor flexibilidad para acceder a ellos. Puede acceder todas las veces que sea necesario y en los momentos que disponga.
  • Es posible, que los alumnos consulten sus dudas en el momento que surgen, a través de los foros de consulta propuestos en las aulas virtuales. La participación aumenta debido a que el alumno no está obligado a participar en un único tiempo y espacio, que quizá no coincida con su momento de interés. En consecuencia, el alumno tiene un mayor rendimiento y fijación de contenidos.
  • Se puede utilizar la metodología de flipped classroom: los alumnos pueden realizar trabajos colaborativos desde el aula virtual y ver los contenidos en sus casas. Y luego en las capacitaciones presenciales “aplicar” los contenidos.
  • El docente o capacitador cambia su rol: deja de ser un expositor y fuente de conocimiento para convertirse en un guía. Por eso cuando hablamos de e-learning en general y de b-learning en particular hablamos del “Tutor”.
  • También existe la posibilidad de construir el conocimiento entre todos los agentes de la capacitación (otros alumnos o participantes y docentes), dando así espacio al aprendizaje social.
  • Los docentes pueden reutilizar el material propuesto a sus alumnos.

 

Aspectos a considerar:

  • El docente o capacitador es, en este esquema, un tutor virtual, que no deja de cumplir con su rol de facilitador presencial. Con lo cual existe un feedback directo en los encuentros presenciales, pero también a través del aula virtual para estimular y guiar a los alumnos.
  • El tutor debe estar capacitado o capacitarse con nuevas tecnologías y con el entorno de enseñanza y aprendizaje.
  • El alumno o participante también debe saber cómo moverse e interactuar dentro de un aula virtual.
  • Se deberá armar un aula virtual con materiales, actividades y foros que permitan continuar el aprendizaje a distancia.
  • Los materiales de esta aula virtual pueden ser materiales creados por los docentes. Sin embargo, el docente puede reutilizar materiales siempre y cuando los analice previamente, para asegurar que son contenidos apropiados y relevantes para su curso o materia, y que están en un soporte tecnológico que permitan ser accedidos desde cualquier dispositivo.
  • Se pueden adicionar o reemplazar todas o algunas de las instancias presenciales por videoconferencias, permitiendo incluir en las mismas a alumnos, docentes o especialistas en el tema, que se encuentren lejos o por algún motivo no pueden estar en forma presencial.

 

Cambios de roles

 

Alumno:

  • Es el centro del proceso de enseñanza y aprendizaje.
  • Es un protagonista activo ya que aplica los contenidos en lugar de ser pasivo escuchando las lecciones magistrales
  • Construye sus conocimientos con otros (Aprendizaje social)
    • en la clase presencial al interactuar con sus compañeros para resolver problemáticas asociadas a los contenidos disponibles en los entornos de enseñanza y aprendizaje.
    • o en el aula virtual del campus a través de foros, chats y actividades colaborativas como tareas grupales, wikis, glosarios, talleres o redes sociales

 

Docente o facilitador:

En la metodología b-learning, el docente no es la única fuente de conocimiento. Su intervención y guía sigue siendo importante para que los alumnos construyan el conocimiento. Sin embargo, ahora tiene otros roles como:

  • facilitar los contenidos apropiados del curso
  • estimular el aprendizaje fuera del aula física
  • guiar a los alumnos para obtener información confiable
  • personaliza el aprendizaje ofreciendo consultas, contenidos y actividades para que cada alumno avance y obtenga los conocimientos sin dejar de lado sus características, dificultades o necesidades.

 

Actividades presenciales y actividades virtuales

 

En los encuentros presenciales existen:

  • Libros, artículos y otros materiales impresos
  • Clases magistrales o aplicación de conocimientos
  • Feedback directo
  • Debates
  • Evaluaciones presenciales

 

En los encuentros virtuales existen:

  • Explicaciones en video, archivos o soportes propios del entorno de enseñanza y aprendizaje (libros, páginas y lecciones de los LMS)
  • Materiales genéricos, separados por niveles y enlaces de interés
  • Actividades colaborativas: wiki, glosarios, tareas, monografías
  • Organización de trabajos colaborativos (chat)
  • Consultas y debates a través de foro y chats
  • Evaluaciones automáticas
  • Administración de calificaciones
  • Entrega, corrección y devolución de actividades

 

Consideraciones de los Contenidos Virtuales

 

Es importante cubrir los siguientes aspectos:

  1. Contar con un sistema de gestión del aprendizaje y enseñanza o LMS para crear las aulas virtuales.
  2. Disponer de ayuda o tutoriales que le permitan al alumno o participante saber cómo moverse en el aula virtual. De ser posible, mostrar la navegación del curso en el primer encuentro presencial.
  3. Analizar qué información es útil incluir en el campus para que esté accesible 24/7.
  4. Incluir contenidos que permitan profundizar o que permitan ir “un paso” atrás para mejorar la comprensión
  5. Incluir materiales audiovisuales cortos. O tomar un video extenso y particionarlo en varios videos cortos.
  6. Incluir algunos enlaces de interés, teniendo en cuenta que el exceso de los mismos produce frustración en aquellos alumnos que quieren ver todos los contenidos propuestos en la plataforma.
  • Elegir un formato de curso  apropiado y que sea fácil de navegar. El alumno debe poder llegar al contenido y a las actividades que necesita rápidamente sin necesidad de “scrollear” demasiado. (Elegir cursos por temas  u ordenar la el curso en forma inversa cronológicamente).
  • Los materiales deben poder accederse desde cualquier dispositivo

 

Animarse a más….

 

A nuestro LMS lo podemos utilizar para desarrollar proyectos muy potentes de blended learning, aprovechando para animarnos a incluir en la parte virtual otras metodologías de aprendizaje, como:

  • MicroLearning
  • Flipped Classroom
  • Mobile Learning
  • Gamificación
  • Aprendizaje Social
  • Story boarding

 

Consúltenos como podemos apoyar sus proyectos de blended learning: info@e-abclearning.com