e-learning

Por Pablo Raganato, Director Comercial de e-ABC Learning

 

1. Personalización. Vivimos un cambio de época en el que los hábitos de obtención de información y las formas en las que nos relacionamos e interactuamos se modifican a un ritmo acelerado, a partir del surgimiento de nuevas tecnologías de comunicación.

El creciente impacto de la inteligencia artificial y el machine learning en las interacciones humanas, nos ha llevado a acostumbrarnos a contar con ofertas híper focalizadas en nuestros intereses y a vivir experiencias más enriquecedoras.

En términos de aprendizaje, una oferta formativa focalizada en los requerimientos puntuales de cada trabajador o profesional, disminuye la deserción y favorece al desarrollo del talento y la adquisición de competencias clave.

En efecto, cuando un alumno inicia sesión en una plataforma de gestión del conocimiento que parece personalizada para él, esa persona se sentirá más conectada y comprometida con el contenido y el entorno de aprendizaje.

De hecho, el 89% de los empleados creen que son responsables de administrar su propio aprendizaje y desarrollo. Y esto provoca mejores resultados.

 

2. Analytics. Las analíticas son fundamentales para cualquier proyecto de capacitación. Sin métricas es muy difícil poder desarrollar procesos formativos exitosos. Más aún, en proyectos de e-learning donde resulta imprescindible poder procesar estadísticamente los datos que genera y almacena una plataforma LMS. Es muy importante contar con una amplia descripción de la situación actual de cada curso y participante, anticipar riesgos de deserción, motivar a los estudiantes, aumentar la retención, planificar y mejorar los resultados.

 

3. Microlearning. Como lo explica Art Kohn, el cerebro no está cableado para concentrarse durante horas, por lo que aprendemos mejor cuando el contenido se entrega en ráfagas y se espacia para aumentar la retención.

Es decir, el diseño de estrategias de formación basadas en las denominadas ´pastillas de conocimiento’, que en un brevísimo período de tiempo permiten tomar contacto con la respuesta a un requerimiento puntual, se adecua a las características cognitivas de las personas.

A lo cual, podríamos agregar que si la distribución de esos contenidos breves se produce en el momento exacto de necesidad, en formato audiovisual y con la capacidad de ser accedidos desde dispositivos móviles, su impacto será mayor.

Como respuesta a esta necesidad, surgen las soluciones netflix style de video on-demand para contenidos de microlearning.

 

4. Live Escape Room. La innovación en el e-learning se ha potenciado con esta metodología de gamificación para encuentros virtuales sincrónicos orientados a la resolución de problemas, que se adapta a cualquier temática, desarrollando habilidades de razonamiento lógico y fomentando la investigación. 

 

5. Supervisión de exámenes a distancia. La supervisión de exámenes en línea con tecnología de reconocimiento facial incorporada, permite identificar a cada participante sin margen de equivocación, garantizando su identidad, evitando errores humanos y manteniendo registros detallados.

De esta manera, se pueden realizar evaluaciones seguras y con mayor control efectivo, potenciar experiencias de aprendizaje, disminuir costos y analizar resultados.

 

6. Aprendizaje Extensivo.  La necesidad de desarrollar experiencias de aprendizaje inmersivo que combinen la adquisición de conocimientos, con el desarrollo de habilidades y competencias, en entornos simulados o enriquecidos con recursos virtuales, está impulsando a las empresas, instituciones educativas y organismos públicos a implementar proyectos de realidad virtual y realidad aumentada.

La realidad virtual hoy nos permite desarrollar experiencias de formación inmersiva, introduciéndonos en realidades alternativas, que emulan ámbitos de trabajo o situaciones laborales.

La particularidad es que cualquier decisión que se tomé en estos entornos simulados no tendrá un impacto real, aunque las consecuencias se sientan reales mientras se esté inmerso en un escenario virtual.

Además, este tipo de instancias formativas favorecen la toma de decisiones y la resolución de situaciones problemáticas, en entornos seguros y sin riesgos.

La realidad aumentada plantea la posibilidad de incorporar elementos virtuales al mundo real, para que podamos expandir nuestros sentidos, con una visión enriquecida de la realidad, a través de un aprendizaje activo e inmersivo, que acelere y consolide los procesos de adquisición de conocimientos.