En el proceso de creación de un itinerario formativo que incorpore instancias de juego para facilitar la adquisición de conocimientos, competencias y habilidades, es central tener en cuenta algunas pautas vinculadas a la planificación a desarrollarse.

En primera instancia y para diseñar una capacitación, es necesario saber quiénes participarán del curso, y cuáles son sus intereses y gustos.

Teniendo en claro esto, es preciso:
● Planificar una estrategia,
● Determinar qué elementos son necesarios para lograr el aprendizaje,
● Identificar cuáles son las métricas que servirán para evaluar.

Una vez establecidos estos puntos, se debe definir lo siguiente:
● Metas y objetivos claros: cuáles son los retos o desafíos específicos que tendrá la capacitación.
● Normas y reglas del juego concisas y claras: cómo se gana o pierde puntaje o cómo se logran objetivos.
● Escenarios o narrativa en la cual estará inmerso el participante.
● Opciones o rutas en las cuales se pueden tomar decisiones.
● Número de intentos: posibilidades de equivocarse.
● Recompensas: poderes, insignias, vidas, etc.
● Retroalimentación: barras de progreso, respuestas correctas o incorrectas, ayudas.
● Visualización de los logros de los participantes: insignias, puntos, tablero de posiciones.
● Armado de grupos para que los participantes experimenten la colaboración y competencia.
● Restricciones de tiempo para ayudar a concretar esfuerzos.
● Guías y apoyos a los participantes para que desarrollen habilidades.

A partir de allí, es importante que potenciemos la estética del curso para que la experiencia sea memorable. Para ello:

  • Debe haber una coherencia estética y comunicativa.
  • Se pueden aprovechar los recursos digitales: no sólo se deben incluir herramientas propias de los LMS, como por ejemplo insignias, sino también aprovechar recursos como videoconferencias y realizar encuentros virtuales gamificados.
  • Incluir las redes sociales en la experiencia de aprendizaje (hoy el aprendizaje social es de suma importancia).

Por otro lado, cabe aclarar que existen distintas herramientas que podemos incorporar en una capacitación de e-Learning como parte de la creación de un curso gamificado:
● puntos
● niveles
● insignias
● ranking
● avatars
● animación e interacción
● barra de progreso
● recompensas

Otra herramienta que podemos incorporar es Open Badget. Teniendo en cuenta que en los procesos de e-learning, el estudiante se siente motivado al ver que sus logros y éxitos son reconocidos, los Open Badget son insignias portátiles y verificables, que:
● Tienen una imagen e información (emisor, destinatario, evidencia)
● Pueden ser mostradas en redes sociales (por ejemplo en LinkedIn, Facebook, Twitter e Instagram) o exhibidas en un e-mail que se envía a un posible empleador.

Incorporar Open Badget en los LMS ofrece ventajas claras: las insignias abiertas son transferibles, reconocibles, verificables, seguras, pueden promocionar una marca y ayudar a construir una comunidad.

Consúltenos cómo podemos ayudar a desarrollar su proyecto de Gamificación: info@e-abclearning.com