[vc_row css=”.vc_custom_1505743438685{margin-bottom: 0px !important;border-top-width: 1px !important;padding-top: 95px !important;padding-bottom: 95px !important;background-color: #ffffff !important;border-top-color: #ebebeb !important;border-top-style: solid !important;}”][vc_column width=”1/4″][vc_widget_sidebar sidebar_id=”thefox_menu-defina-su-proyecto”][/vc_column][vc_column width=”3/4″][vc_column_text]Desarrollar experiencias de aprendizaje innovadoras es un elemento importante a tener en cuenta. Los hábitos de acceso a la información y los niveles de interacción que exigen las personas, se han complejizado.

Sumar herramientas de colaboración y comunicación avanzadas hoy es un requisito imprescindible para un proyecto de e-learning.

La variedad de actividades, el seguimiento de los colaboradores, y las herramientas de evaluación, son aspectos que se deben contemplar en necesariamente en un proyecto de e-learning. Estos requerimientos destacan a plataformas como Moodle y le dan una ventaja diferencial, al abordar las exigencias actuales que se plantean en el ámbito de la formación corporativa.

Algunas de las características que deben cubrir los proyectos de e-learning, son (entre otras):

  • un manejo consolidado de toda la información
  • espacios colaborativos en tiempo real con grupos de trabajo,
  • herramientas de comunicación con otros participantes y tutores o mentores,
  • soluciones de ofimática
  • un espacio en la nube para guardar información, como trabajos propios y material bibliográfico.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]