[vc_row css=”.vc_custom_1505743438685{margin-bottom: 0px !important;border-top-width: 1px !important;padding-top: 95px !important;padding-bottom: 95px !important;background-color: #ffffff !important;border-top-color: #ebebeb !important;border-top-style: solid !important;}”][vc_column width=”1/4″][vc_widget_sidebar sidebar_id=”thefox_menu-defina-su-proyecto”][/vc_column][vc_column width=”3/4″][vc_column_text]Teniendo en claro cuáles son los objetivos de una acción formativa o de una estrategia integral de capacitación, es importante elegir el vehículo tecnológico adecuado para canalizar la trasferencia de conocimientos y habilidades, de la forma más eficiente posible.

Por ejemplo, si todos los colaboradores de una organización acostumbran a utilizar como principal dispositivo de trabajo a sus smartphones, no contemplar la incorporación del mobile learning, puede atentar contra los objetivos que se buscan obtener. Esto quiere decir, que si se implementa una plataforma LMS que no sea capaz de ser accedida desde una interfaz móvil, o si se diseñan contenidos que no se adapten a estos dispositivos, difícilmente se obtengan buenos resultados.

También es primordial considerar cuáles son los hábitos de consumo de información de las personas que forman parte de una organización, e incluso segmentar esos hábitos por franja etaria, para considerar una estrategia que se potencie a través de la utilización de determinados dispositivos, canales de comunicación o tipología de contenidos. Por ejemplo y siguiendo estos tres puntos: dispositivos móviles, redes sociales, contenidos audiovisuales.

Beneficios del m-learning:

  • Aprendizaje flexible: En cualquier momento y lugar, el participante puede ver los contenidos, realizar las actividades y participar en los foros “on-the-move”.
  • Alto grado de motivación: los contenidos incluyen videos, archivos de audio, juegos (gamificación), herramientas interactivas, imágenes 3D, realidad aumentada y simulaciones.
  • Mayor audiencia: las tecnologías que se utilizan son compatibles con todos los dispositivos móviles, por lo tanto aumenta la cantidad de personas interesadas en el curso.
  • Social Learning y Aprendizaje Colaborativo: los dispositivos están conectados con las redes sociales, lo cual permite una fácil participación en las actividades de este tipo.
  • Microlearning: los contenidos suelen incorporar la modalidad de Microlearning, por ende, el participante puede avanzar en el curso durante cortos periodos de tiempo a o largo del día

La app móvil de Moodle tiene como beneficios:

  • Mejora la experiencia de Usuario: es intuitiva, eficaz y sencilla.
  • Se adapta a las necesidades funcionales y de marca del cliente. Genera un ambiente en el cual el participante está “familiarizado”.
  • Facilita el acceso a los contenidos aun cuando se está desconectado de Internet (previa descarga al dispositivo).
  • Permite recibir notificaciones del calendario por ejemplo tareas entregadas, tareas calificadas, recordatorios de entrega, evaluaciones, clases en vivo, etc.
  • Mejora la velocidad: participar en el curso desde la app es más veloz que realizarlo desde cualquier navegador de Internet.
  • Tiene mayor seguridad
  • Agiliza la comunicación entre docentes y estudiantes

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]