Aon

Aon Risk Solutions, empresa británica proveedora de servicios de gestión de riesgo, seguros y reaseguros, recursos humanos y consultoría, implementó un programa de capacitación online destinado a sus equipos comerciales en América Latina en 12 países: Colombia, México, Puerto Rico, Brasil, Argentina, Chile, Uruguay Ecuador, Perú, Paraguay, Costa Rica, Guatemala.

El proyecto, que contó con el apoyo de e-ABC Learning, incluyó un programa de formación de formadores/facilitadores (Train The Trainers).

“La problemática o necesidad de capacitar a los equipos comerciales regionales de la compañía a través de un proyecto de estas características surgió a partir de un diagnóstico respecto al impacto que tiene el conocimiento en la asesoría y consultoría con nuestros clientes”, explicó Constanza Cárdenas, Gerente de Talento y Desarrollo de Colombia.

“Uno de los temas más importantes que surgió en la región es que nos hacía falta profundidad técnica y conocimientos, que nos permitieran asesorar de manera mucho más completa, profunda y agregando valor a nuestros clientes”, amplió la ejecutiva.

“Desde allí también íbamos a iniciar el proceso de gestión de conocimiento a través para la compañía. De esa manera, lo documentamos, lo dejamos disponible no solamente para los colegas actuales sino también para los colegas futuros”, agregó Cárdenas, manifestando que el diagnóstico que derivó en el desarrollo del proyecto tenía que ver con la necesidad imperante de impactar el negocio desde el conocimiento.

¿Cuántas personas de cuántos países fueron capacitados en el marco de este proyecto?

Constanza Cárdenas: En estos dos años y 8 meses de implementación logramos impactar 2.644 colegas. Algunos hicieron más de un entrenamiento, por lo que logramos certificar a 6.858 personas. En algunos casos iniciamos con un promedio de calificación con la evaluación previa de 5.7, concluyendo con calificaciones de 8.9, lo que nos permitió cerrar unas brechas de 3.2 sobre 10. En las encuestas de satisfacción logramos que se alcanzara un puntaje del 88% en la calificación general y recomendación por parte de nuestros colegas del proceso de aprendizaje.

¿Cómo resolvieron este desafío?

CC: La forma en la que resolvimos este desafío fue a través de la estructuración de un proceso de gestión del conocimiento que nos permitiera documentar el conocimiento, a partir del expertise de los facilitadores internos o los líderes internos técnicos. Posteriormente, desde esa documentación íbamos a trasmitir el conocimiento a través de la modalidad blended learning, teniendo una parte de e-learning y otra presencial.

Allí definimos entonces con quien trabajar este proceso. Hicimos una revisión exhaustiva de proveedores en cuatro países de Latinoamérica y después fuimos afinando el proyecto para definir puntos de control, que nos permitieran evaluar la apropiación de conocimiento por parte de los colegas que estaban definidos para participar en este proyecto de formación.

¿Por qué eligieron a e-ABC Learning para acompañarlos en el proceso y cuál es el balance que hacen de su contratación una vez completado el proyecto?

Elegimos a e-ABC Learning después de haber hecho una revisión de cuatro proveedores de toda Latinoamérica. La idea es que el proveedor seleccionado nos pudiera dar acompañamiento, tanto en las estrategias pedagógicas como en el desarrollo de cursos que tuvieran una tecnología de punta, y que manejara muy bien la plataforma Moodle Evolution.

También queríamos ver cuál era ese valor agregado que nos podían dar los proveedores, y e-ABC Learning nos entregó valor agregado en relación con los expertos pedagógicos que trabajan con ellos, en el asesoramiento de todo el proceso de desarrollo y estructuración de los cursos e-learning.

Además, e-ABC Learning nos aportó un help desk especializado, y un in house que nos permitía tener control en Colombia de todo el proceso.

Entonces todos los aspectos técnicos y pedagógicos que nosotros requeríamos en este asesoramiento y consultoría, se cubrieron con e-ABC Learning.

De otro lado, también nos lograron proveer un proceso muy interesante con los facilitadores internos para poderlos certificar como Train the Trainers y ese era un tema muy valioso para nosotros en la primera fase del desarrollo del proyecto.

¿Cuáles son los próximos desafíos que se plantean a partir de la realización de este proyecto?

Los próximos desafíos son incluir a todos los países, lo cual contempla también todo el proceso con Brasil; trabajando de una manera mucho más profunda en el AON IQ a través de la estrategia AON United.

En los aspectos pedagógicos tenemos un desafío muy importante que es revisar de qué manera vamos a apalancar este conocimiento técnico con competencias desde el punto de vista del liderazgo.