Redes sociales corporativas: el caso SAS Institute y la comunidad Analytics Cono Sur

La subsidiaria Cono Sur de SAS, la compañía estadounidense líder en software de Business Analytics y servicios, y el mayor proveedor independiente del mercado de Business Intelligence, lanzó en el primer semestre del año 2009 una comunidad de práctica con tecnologías de redes sociales, destinada a:

  • Ampliar el mercado mediante el sostenimiento de la comunidad de expertos en las soluciones de la empresa, clientes y prospectos, y
  • Lograr una mayor cercanía en los diferentes ámbitos, con los diferentes actores de su comunidad, permitiendo detectar oportunidades, necesidades, y barreras de adopción.

Para desarrollar el proyecto, contrató a la empresa especializada en gestión del conocimiento, e-ABC, con presencia en América Latina, Estados Unidos y Europa, y a la consultora Nuevas Miradas, quienes aportaron servicios de consultoría para la creación de comunidades virtuales y la selección e Implementación de software más adecuado a la organización, la implementación de comunidades de práctica y redes sociales y el soporte técnico y funcional.

En el marco de los workshops de negocios que organiza la Universidad de Palermo para el Graduate School of Business, Pablo Fondevila, director de la consultora Nuevas Miradas, y Carlos Biscay, director de e-ABC, analizaron y compartieron el caso SAS Institute y la comunidad Analytics Cono Sur.

Durante la exposición los especialistas señalaron la creciente tendencia hacia la colaboración, transparencia, co-creacion, y especialmente apertura al dialogo, por parte de las comunidades corporativas, destacando la importancia de implementar redes sociales en las empresas, a fin de capitalizar y aprovechar los actuales comportamientos sociales.

Fondevila se refirió a la experiencia de Analytics Con Sur como una blended network (red mixta, donde se integra lo virtual y lo presencial) y destacó la importancia de articular su arquitectura, para contribuir a la participación de los usuarios, de forma sostenida y efectiva.

Por su parte, Biscay consideró que la estructuración de redes sociales en las empresas facilitan y potencian la posibilidad de compartir temas de interés, debatir, intercambiar ideas y opiniones, y hacer circular el conocimiento informal que reside entre los recursos humanos de una compañía.

Justamente, SAS detectó como necesidades: incentivar el uso de prácticas avanzadas de análisis de datos para la toma de decisiones, potenciar a los usuarios de esta información (disminuyendo sus dificultades), y promover el uso del software para business analytycs en las organizaciones. Como respuesta, se creyó oportuna la creación de una comunidad abierta con 2 objetivos esenciales:

  • Acelerar el crecimiento profesional, de los miembros, empleados, clientes y comunidad en general.
  • Promover el uso metódico e inteligente de la información con foco en business analytics.

“La comunidad es como un organismo vivo, donde debe haber criterios de diseño de planificación similares a los de un jardín. Esas plantas que forman el todo deben echar raíces, crecer, aportar belleza, diseminarse en el tiempo, reproducirse y mantenerse vivas. Este tipo de redes requieren de un diseño artesanal, a conciencia, a medida”, explicó Fondevila.

Carlos Bicay, en tanto, consideró hay que tener en cuenta tres elementos esenciales sobre los cuales apoyarse para desarrollar una Red Social, hacerla crecer, provocar que la gente participe, y se cumplan los objetivos de crecimiento de sus miembros:

  • TECNOLOGIA: sin ella es imposible desarrollar una red, y a través de las diferentes opciones de aplicaciones, se va desarrollando y fomentando el uso de la misma.
  • ACTIVIDADES: generar actividades no sólo dentro de la red, y través de ella, sino también promover encuentros presenciales para debates y discusiones especiales.
  • ROLES: es fundamental definir los roles que va a cumplir determinado grupo de usuarios. Quienes facilitan que ciertas cosas sucedan son los especialistas temáticos, el coordinador de comunidad, los lectores y los generadores de contenido, entre otros. Cada uno asume un rol diferente y todos son importantes.

Tres elementos, que de acuerdo a lo comentado por el director de e-ABC, deben complementarse con una estrategia clara:

  • Tener una clara definición de lo que le ofrezco a esa comunidad.
  • Entender porqué la gente participa de este tipo de redes.
  • Personalizar la red para darle valor agregado en función de los objetivos de la comunidad
  • Interpretar las acciones y la interacción en la red de manera de poder ofrecer aquello que los usuarios desearían.

Para Fontevila y Biscay, hay 2 objetivos fundamentales a considerarse:

  • Que la organización interactúe con el mundo, existiendo una capilaridad particular entre lo real y lo virtual.
  • Que se generen y desarrollen relaciones en el largo plazo.

Por último, se mencionaron los beneficios que implica desarrollar y mantener una red social de nicho en la organización:

  • Funcionan mejor que los encuentros de preventa, o eventos de lanzamiento de producto.
  • Promueve la detección de oportunidades de negocio.
  • Se detectan limitaciones o dificultades de los clientes, lo que permite ofrecer una solución temprana.
  • Puede crear una amplia visión del negocio.
  • Permite la atracción de profesionales relevantes.
  • Permite conocer experiencias de clientes que hasta el momento no eran conocidas, o que de otra forma nunca se hubieran conocido.

Otras repercusiones:

Revista Mercado

Blog de Alexia Kalfaian: http://tecnologiaenmarketing.blogspot.com/

 



La Presentación está disponible aquí:

 


e-ABC ha iniciado un área de negocios basada en la implementación de redes sociales de nicho las que permiten a las organizaciones corporativas y académicas aprovechar la potencias de la Web 2.0 en su beneficio.

 

e-Learning Sin Límites