Universidad de Buenos Aires: más de 40.000 alumnos estudian online

La Universidad de Buenos Aires, una de las instituciones de educación superior con mayor prestigio de la Argentina está desarrollando un proyecto innovador en educación a distancia que permite a los estudiantes acercarse a la propuesta de educación virtual superando obstáculos espaciales y temporales.

La Universidad de Buenos Aires (U.B.A.) tiene desde el año 1985 un Ciclo Básico Común obligatorio para el ingreso a cualquiera de las carreras que se dictan en ella y que constituye su primer año académico universitario. UBA XXI es el programa de ingreso a la Universidad, tal como el C.B.C., en la modalidad a distancia. Creado en 1986 por la Dra. Edith Litwin con el objetivo de democratizar el acceso a la universidad a través de la modalidad a distancia, ha ido incorporando progresivamente los resultados de investigaciones en didáctica y en el campo de la tecnología educativa para el desarrollo de los materiales de estudio y de sus propuestas educativas. Cursan anualmente por este programa más de 40.000 estudiantes distribuidos en diez materias.

En la actualidad y a partir de los resultados de indagaciones que el programa implementa, se profundizan iniciativas de trabajo virtuales y se desarrolla un nuevo entorno que se vincula con el valor del campus, de su propuesta didáctica y sus herramientas como favorecedor de la permanencia y egreso de los estudiantes.

Con el soporte tecnológico de la empresa e-ABC, UBA XXI incorporó a partir del año pasado un campus virtual que aloja en simultáneo a 20.000 alumnos por cuatrimestre y que ha comenzado a dar indicios a partir de la comunicación tanto guiada como espontánea del concepto de aprendizaje en colaboración y del potencial de construir una comunidad de aprendizaje soportada en un entorno virtual pero sostenida desde la propuesta didáctica y disciplinar del programa UBA XXI.

Hoy, los estudiantes de todas las materias de UBA XXI tienen acceso a una plataforma virtual en la que se comunican con sus docentes y pares, además de con el equipo de profesionales y pedagogos de la institución. Encuentran allí materiales específicos, guías de estudio y se desarrollan debates en las diferentes materias. Se dispone además de información fundamental que facilita el cursado y de cursos que articulan la universidad con la Escuela Secundaria.

Inicialmente el proyecto fue estructurado como piloto para incorporar la plataforma solo a algunas de las materias del programa, con un estimado de alrededor de 5000 usuarios, pero finalmente se extendió a toda la población estudiantil, por lo que el campus virtual cuenta en la actualidad con más de 20000 usuarios por cuatrimestre.

El trabajo del equipo de proyecto fue unas de la claves del buen resultado de un proyecto implementado en sólo 2 meses. Constituido por perfiles humanísticos y tecnológicos, desde UBA XXI, participaron activamente su directora, Carina Lión, su vicedirectora, Verónica Weber, y un equipo de administradores del campus al que se formó para desarrollar la actividad. Por parte de e-ABC, participaron María Dorado, como líder de proyecto, Estrella Pujol, a cargo de la capacitación del personal docente, y el área de tecnología de e-ABC, coordinados por su director, Carlos Biscay.

Tres son los aspectos especialmente interesantes desde el aporte tecnológico que e-ABC aportó al proyecto:

  • La excelente respuesta de la plataforma a las exigencias planteadas; resultado de una adecuada implementación de la aplicación Moodle (de uso libre), de servidores y un ancho de banda bien monitoreado y dimensionado.
  • El trabajo de configuración funcional de la plataforma; es decir, del armado de una arquitectura de la información que permite a todos los usuarios una fácil navegación del sistema y la inclusión y adaptación de módulos que le dan a Moodle nuevas o mejores prestaciones que las originales.
  • El soporte técnico y sus respuestas en tiempo y forma, particularmente en los momentos de la implementación, permitió que el foco de atención estuviera puesto en lo fundamental, en el desafío del proyecto.

Entre los reconocimientos que ha recibido el proyecto, se destaca su consagración como el caso más votado por los asistentes al evento e-Learning en Acción 2008 y las evaluaciones que cotidianamente recibimos de los usuarios (alumnos, docentes y pedagogos).

 

e-Learning Sin Límites