E-ABC LEARNING

Entrevista a Lluís Vicent, Rector de La Salle Open University, la primera universidad abierta de La Salle

“La UOLS es un nuevo modelo de universidad que conjuga el prestigio de La Salle, con sus 300 años de historia y sus 61 centros universitarios presenciales, con la modernidad y flexibilidad de una universidad abierta. Es la primera universidad abierta de La Salle. Abierta significa que facilita la educación a quien lo quiera sin discriminar por nacionalidad, cultura, creencias religiosas, lengua, lugar de residencia, disponibilidad horaria, formación académica previa y, hasta donde sea posible, nivel económico. Este concepto de apertura sólo es posible debajo el paraguas de un sistema universitario riguroso y de ambición internacional, mediante un profundo uso de las TIC, especialmente de Internet, y con acuerdos con universidades e institucione de diferentes países. Es por esto último que, a veces, nos gusta denominarla además de ‘universidad abierta’, ‘universidad peer to peer’\», destacó Lluís Vicentrector de La Salle Open University, durante una entrevista mantenida con el área de Comunicación de e-ABC Learning.

 

Consultado sobre las pautas se deben tener en cuenta para la incorporación de tecnologías en los procesos educativos de enseñanza superior, Vicent señaló (sonriendo) la importancia que se sepa para qué sirven, expresando que debe existir “una concepción clara de para qué se quiere utilizar la tecnología y buscar la mejor herramienta que resuelva ese para qué”.

 

“Voy a decir una obviedad, pero utilizar tecnología no es un fin en sí mismo. Primero hay que definir objetivos de aprendizaje, luego los métodos para conseguirlo y finalmente decidir qué tecnología de soporte se necesita”, precisó el rector de La Salle Open University.

 

En cuanto a fomentar el trabajo colaborativo sincrónico en proyectos de e-learning, Lluís Vicent destacó que para él ha sido la base metodológica de la Universidad que fundó. “Trabajar colaborativamente para mí tiene dos objetivos fundamentales: uno es desarrollar las competencias del trabajo internacional telemático en nuestros alumnos, y el otro es forzar la actividad de los alumnos en los campus virtuales”, precisó.

 

“Sabemos que las tasas de abandono han sido la \»mancha\» de la educación online en su breve historia. El trabajo colaborativo, tal y como nosotros lo hemos planteado, hace que la calificación de un alumno dependa del trabajo de sus compañeros. Esto crea una tensión positiva que provoca que los alumnos se mantengan vivos en los cursos. Afortunadamente, en nuestro MBA hemos conseguido una tasa de abandono de prácticamente 0%”, resaltó el rector.

 

Para Vicent, la sincronía es importante, porque ayuda a ese sentimiento de comunidad en el grupo de clase, y a una experiencia más ‘real’, pero por contra no se puede abusar de ello, ya que la mayoría de los alumnos online buscan flexibilidad horaria en su estudio.

 

¿Cuáles son los principales desafíos tecnológicos que hoy enfrentan las universidades y cómo pueden resolverse?

 

Depende de dónde partan. Hay universidades que están a cero en cuanto a tecnología para la educación. Otras están en la vanguardia. Como en todo. Creo que vamos a ver un proceso de generalización de uso de la tecnología en el mundo hasta llegar a un nivel más o menos homogéneo. Mientras las punteras, desarrollarán simuladores, herramientas a caballo entra la tecnología y la salud para monitorizar procesos mentales, técnicas automáticas de evaluación de los alumnos, de evaluación de las carreras, etc.

 

¿Cuáles fueron los principales resultados de la investigación plasmada en el libro ‘La tecnología, detonante de un nuevo panorama universitario’, del que usted es autor, y que hasta el día de hoy tienen fuerte incidencia sobre los procesos formativos?

 

Yo creo que es fundamental la automatización de los datos que alumnos y profesores arrojan sobre las plataformas. Esto va a provocar que el profesor tenga una información muy visual y óptima sobre cómo está funcionando en general su asignatura, qué grupos naturales de alumnos se crean en función de sus habilidades, y le permite establecer estrategias formativas personalizadas a grupos de alumnos teniendo en cuenta la deficiencias que la visibiliza la plataforma. Paradójicamente, será posible una formación personalizada a un número mayor de alumnos.

 

El otro punto fundamental es la evolución de las herramientas para el aprendizaje cognitivo, como he descrito brevemente en el punto anterior. Para que se entienda, el simulador de vuelo es la mejor manera de aprender a volar sin \»volar realmente\». Pues la evolución de esto, pudiendo conocer además cómo funciona el cerebro va a ser un campo a desarrollar durante las próximas décadas.

 

¿Qué alcance tiene actualmente La Salle Open University – UOLS y cuáles son sus objetivos?

 

Es una Universidad nueva, de sólo 4 años, pero dentro de una red de universidades perteneciente a una Institución de más de 300 años de historia. Actualmente trabajamos en 41 países diferentes. Nuestra misión es poder trabajar con el resto de universidades lasallistas para aglutinar las mejores experiencias online y poder compartirlas con el resto del mundo. La idea es que un estudiante de Kenya y uno de Nueva York puedan estudiar juntos.

 

¿Cómo surgió el proyecto y cuáles son sus expectativas para los próximos dos años?

 

El año 2007 asistí a una reunión en México con responsables de educación online de nuestras universidades presenciales. Ahí me di cuenta que estábamos duplicando, triplicando… esfuerzos creando los mismos programas online. La conclusión era clara. ¿Por qué no nos organizamos y que cada universidad cree un programa, eso sí, de excelencia, concreto, y pueda utilizar los programas creados por otras universidades? Vimos que no existía ninguna universidad a distancia en nuestra red y la creamos.

 

Espero que en los próximos años esta colaboración crezca, que cada vez sean más las universidades socias de este proyecto.

 

¿Cuál es su presencia e intereses en relación a América Latina?

 

Actualmente la mayoría de las universidades colaboradoras son latinoamericanas. Han sido las Universidades que han percibido un beneficio mayor en La Salle Open University. Actualmente estamos  impartiendo la II Edición del Postgrado Internacional en Gestión Financiera, un programa impartido por una decena de Universidades lasallistas de Andorra, España, México, Nicaragua, Colombia, Perú, Bolivia, Brasil, etc., con unos materiales creados por la Open University, profesores de todas estas universidades y grupos de alumnos absolutamente internacionales.

 

Latinoamérica ha visto enriquecido su catálogo de programas de una manera muy económica, y además puede ofrecer a sus alumnos experiencias con estudiantes de otros países, diplomas de otros países, y también de otros continentes como Europa.

 

¿En qué tecnologías están apoyando sus procesos de educación a distancia?

 

Actualmente trabajamos básicamente sobre LMS\’s y herramientas de videoconferencia síncronas. Estamos investigando en las líneas que les he comentado antes, pero no están suficiente maduras como para ponerlas en práctica con nuestros alumnos. Lo que sí que es muy importante es la metodología que ponemos en práctica con nuestros alumnos.