E-ABC LEARNING

“En el mercado LMS hay que terminar con el marketing engañoso, y entender que la diferencia no está en la tecnología, sino en el servicio, el presupuesto, la comunidad de usuarios y la especificidad del requerimiento”

“Todo LMS que se precie es técnicamente equivalente a otras plataformas, y sus límites técnicos no dependen tanto de su programación informática, como sí de la cadena de valor que lo lleva a hacerse disponible al usuario: tipo de computadora servidor dónde está ubicado, recursos que posee (RAM, Base de datos, velocidad de disco), ancho de banda del data center, y finalmente el equipo con que cuenta el cliente final y su conectividad”, señaló Carlos Biscay, CEO de e-ABC Learning, en el marco de su ponencia ‘Desde los Ladrillos a la nube: Desafíos técnicos del e-learning para Dummies’, presentada en el VII Encuentro de Educación a Distancia, realizado en la Universidad de Morón.

 

Advirtiendo sobre un marketing engañoso impulsado por parte de algunas empresas que ofrecen plataformas de gestión del conocimiento, empleando la falsedad para lograr una ventaja comercial, Biscay sostuvo que “es mejor mostrar las fortalezas y debilidades de un LMS, que hacer una descalificación basada en un número de usuarios que el sistema atiende”.

 

En este punto, el CEO destacó la creciente importancia que tiene para clientes corporativos, educativos o gubernamentales, que un proveedor tenga independencia tecnológica.

 

“La misión de e-ABC Learning justamente es brindar a nuestros clientes soluciones de virtualización con independencia tecnológica. Si bien hemos desarrollado e implementamos una solución basada en Moodle, llamada Evolution, no somos partner de Moodle. Somos partner de otros proveedores, como D2L, Microsoft y Meta4. Por eso decimos que tenemos independencia tecnológica, y les proponemos a nuestros clientes que nos comenten los problemas que tienen, lo que necesitan, para buscar la mejor solución. Lo contrario es aquello de: ‘si sólo tienes un martillo, entonces todos los problemas son clavos’”, explicó Carlos Biscay.

 

“Hoy tenemos una gran variedad de opciones en la plataformas, porque en lo esencial, técnicamente hablando, hay un empate entre los diferentes LMS. Entonces la decisión de elegir una plataforma en particular, se construye a partir de una combinación de factores: servicio, presupuesto, comunidad de usuarios, y -desde luego- la especificidad del requerimiento. Hay plataformas más orientadas al sector educativo, otras más corporativas; también las hay de nicho. Hoy, el cloud o la nube, nos permite una elasticidad nunca vista y una capacidad de escalamiento automático en respuesta a picos de demanda al alcance de la mano”, detalló el CEO de e-ABC Learning.

 

Volviendo sobre el marketing engañoso que rodea al mercado LMS, Biscay manifestó que descalificar a Moodle usando el dato falso que tiene límites de 500 mil o 1 millón de usuarios, es como una simplificación del problema.

 

“Estense tranquilos, que Moodle puede soportar lo que sea, en tanto y en cuanto se dimensionen todos los factores que le dan respuesta al requerimiento. Una ecuación en la que hay que considerar: hardware + software + cantidad de personas + tipos de contenidos + comportamientos de los usuarios + eventos previstos e imprevistos + redes + conectividad + características de cada cliente”, explicó el ejecutivo.

 

Luego se preguntó por qué molesta Moodle, respondiéndose que se trata de una de las 5 plataformas más importantes del mundo, y que constituye una competencia que está en todos lados disponible y accesible. “Todos los cloud lo tienen disponible, reforzando su presencia. En un punto Moodle hace que los usuarios consuman la nube, y como son muchos, es un círculo virtuoso”, aseguró Biscay, mencionando algunos datos estadísticos actuales publicados por Moodle sobre su penetración internacional:

  • Sitios registrados: 89,858
  • Países: 233
  • Cursos: 14.096.485
  • Usuarios: 120.483.232
  • Idiomas: 100

 

“Y estas son las estadísticas corresponden solo a aquellas instituciones que registran sus Moodle, por lo que no están contempladas todas las implementaciones que se realizan, pero no se registran, y que sin duda harían escalar fuertemente las cifras mencionadas”, aclaró Biscay.

 

Para el CEO de e-ABC Learning, Moodle es de las mejores plataformas LMS, es evolutiva, y tiene una cantidad de implementaciones y de usuarios insuperables. Pero molesta porque además supone un cambio de paradigma.

 

“Hoy los grandes de la industria del software lo han entendido: en la era de la información y el conocimiento para ganar valor, justamente tienes que dar algo de valor. Por eso Microsoft, Google, Oracle y otras compañías, producen software de código abierto. Y en esta línea, Moodle es un software en extremo completo, seguro, con miles de programadores agregándole valor basados en una experiencia comunitaria sin límites. Sino pregunten a Linux….”, analizó, destacando que el secreto no está en Moodle, sino en el servicio.

 

A continuación dio algunos ejemplos de implementación de Moodle en el sector educativo, como la Open University (Gran Bretaña), la universidad más grande del mundo en educación a distancia, la Athabasca University (Canadá), la University of Helsinki (Finlandia), y la Organización de Estados Americanos (OEA).

 

“En Argentina, la Universidad de Buenos Aires (UBA) implementó Moodle en sus facultades y rectorado, al igual que la Universidad Austral, la Universidad de Belgrano, el CAECE, la UADE, y la mayoría de las universidades estatales”, ejemplificó, para luego mencionar casos de adopción de Moodle en empresas como ATT, Cisco, Total, Mazda, Techint, Telecom, entre muchas otras. “Además, empresas como Google y  Microsoft, desarrollan integraciones de sus productos con Moodle”, precisó, sin dejar de mencionar los casos gubernamentales en reparticiones públicas argentinas, como los ministerios de Turismo y Salud, entre otros organismos.

 

“Como sostuve al principio, hay que dejar de utilizar mecanismos de marketing engañosos para distribuir dudas falaces. La comparativa más saludable entre diferentes LMS se construye a partir de lo que un producto tiene de mejor, de distinto, de servicio. Después de todo hay que reconocer un gran mérito de Moodle: haber puesto la vara muy alta, y -mal que pese al resto del mercado- todos le deben a este LMS, en buena medida, la inspiración para seguir mejorando”, concluyó Biscay.