E-ABC LEARNING

Por qué implementar Analíticas de Aprendizaje en proyectos de e-learning y blended learning

(Por Mónica Espino, encargada de Capacitación en e-ABC Learning) Cuando hablamos de Analíticas en los sistemas de gestión de enseñanza y aprendizaje (LMS) estamos haciendo referencia a la recopilación y medición de los datos que se generan en estos entornos online y también al posterior análisis de dicha información. Un concepto que se llama análisis o analítica del aprendizaje y se hace factible al utilizar tecnología de la información y la comunicación.

Existen varias razones para adicionar a los LMS la funcionalidad de Analítica de Aprendizaje o LA (por sus siglas en inglés, Learning Analytics). La razón principal es obtener y medir información relevante sobre cursos, materias o capacitaciones, así como también sobre el desempeño e interacción de los estudiantes (participantes) y profesores (tutores), que ayude a enriquecer las estrategias utilizadas y mejorar los procesos.

Cabe destacar en este punto, que las analíticas de aprendizaje no son inherentes exclusivamente al ámbito académico sino que son muy útiles también a la hora de medir el aprendizaje dentro del sector corporativo.

Las LA, dentro de un LMS, permiten que las instituciones adopten medidas destinadas a mejorar los procesos de enseñanza y de aprendizaje, como así también potenciar los campus y aulas virtuales (aulas de e-learning, aulas blended o aulas de apoyo a la enseñanza y aprendizaje presencial). Al mejorar los procesos de enseñanza, el aprendizaje se torna más personalizado y resulta, de esta manera, más efectivo.

Existen analíticas predictivas y analíticas descriptivas. Las primeras relevan posibles situaciones futuras, en cambio las segundas muestran datos de lo sucedido en los cursos.

Pero la tecnología permitirá realizar el análisis, siempre y cuando las configuraciones de los LMS sean las adecuadas.

Las analíticas permiten:

  • guiar y motivar a los estudiantes o participantes de una capacitación a través de un aprendizaje que tiende al aprendizaje personalizado
  • evaluar los programas de capacitación y las competencias que otorgan
  • mejorar procesos
  • transformar las estrategias de enseñanza y de evaluación
  • mejorar la comunicación entre los agentes
  • predecir el abandono y el desempeño de los participantes en el curso
  • identificar necesidades de aprendizajes
  • perfeccionar las estrategias de comunicación de los tutores dentro del campus
  • optimizar los recursos de formación

Los procesos de análisis de datos utilizan los registros que existen en los LMS sobre:

  • perfil del usuario
  • actividad en el curso
  • participación en el curso
  • evaluaciones y calificaciones
  • finalización de actividades
  • participación e interacción en los foros
  • finalización de cursos
  • planes de aprendizaje y competencias

En e-ABC Learning hemos desarrollado el módulo de Learning Analytics dentro de Moodle Evolution. El mismo contiene un nuevo dashboard para la institución, para el curso y para el usuario que permiten visualizar métricas de:

  • la experiencia de aprendizaje
  • la actividad de los alumnos y de los profesores
  • planes de aprendizaje

Considerando las evoluciones del e-learning, las métricas pueden ser un puntapié para desarrollar nuevas técnicas que apoyen a la pedagogía y hagan posible una plataforma con aprendizaje adaptativo (corriente educativa que se basa en el análisis de datos, para adaptar la secuencias de recursos y contenidos, según el desempeño e interacción del participante dentro de la plataforma de e-learning, creando así una educación personalizada).

La implementación de analíticas implica un espacio de revisión de las estructura de nuestras aulas virtuales, con la necesidad de estandarizaciones y fijación de hitos de revisión para poder lograr estadísticas homogéneas.

Sin embargo no es solo estadística. En nuestra experiencia, hay que avanzar sobre el diseño de la interfaz y la experiencia del usuario para mejorar su recorrido educativo. Esta tarea es clave para poder disminuir la tasa de deserción y mejorar la propuesta educativa, tanto en los procesos de formación a distancia, como en los proyectos blended learning, y el acompañamiento virtual a las clases presenciales.